Botica Santa Hildegarda

PROCESO DE FINALIZACIÓN
Página Web 57%
®

Remedios

Santa Hildegarda nos recuerda que toda la naturaleza, como las plantas, los animales y los minerales fue creada por Dios con Amor para el servicio del hombre.

Ese amor que Dios le infundió a todo lo creado es la energía vital que Santa Hildegarda llama Viriditas.

Dios le enseñó a Santa Hildegarda como utilizar las plantas, los animales y los minerales para nutrirnos y/o obtener salud. Cada cosa tiene un objetivo y un valor.

Algunas cosas, aunque fueron creadas por Dios, nos hacen daño, porque al desobedecer a Dios Adán y Eva, el orden del universo se modificó por lo tanto Dios nos previene también de lo que es dañino.

Es necesario enfatizar que las recomendaciones de Santa Hildegarda no tienen nada que ver con esoterismos o
con medicina tradicional china, ayurvédica o de otra índole. Algunas hierbas o minerales que nos menciona Santa Hildegarda también las utilizan, pero de otra manera que
puede ser perjudicial.

En especial los minerales o piedras de Santa Hildegarda deben tratarse con el respeto de haber sido creadas por Dios para nuestra utilidad y utilizarse sin ninguna brujería o hechizo, lo cual es aberrante para Dios.

Las piedras de Santa Hildegarda son las mismas que se mencionan en la Biblia como las piedras de la Jerusalén Celestial y contienen una fuerza creadora de Dios muy necesaria para nuestra sanación de alma, cuerpo y espíritu.

Algunos de estos remedios se encuentran dentro de las sugerencias de Tratamiento Inicial de Santa Hildegarda. Los puede encontrar en nuestra tienda Botica de Santa Hildegarda.